¿Tarjeta gráfica integrada o dedicada? Te explicamos cual es la mejor opción

¿Tarjeta gráfica integrada o dedicada? Te explicamos cual es la mejor opción

Tarjeta gráfica integrada o dedicada
-ads-

¿No sabes si necesitas una tarjeta gráfica dedicada o integrada? En este post te explicamos cuales son las diferencias y en qué casos vale la pena utilizar cada solución.

Ya sea vayas a adquirir una computadora ensamblada o quieras construirla por tu propia cuenta, conocer e identificar que es una tarjeta gráfica es crucial para el armado de una pc gamer. Por eso, la elección del modelo adecuado debe ser bien considerada. Se trata de instalar la potencia necesaria para los juegos deseados y al mismo tiempo no gastar dinero innecesariamente.

-ads-

Una pregunta importante para todos aquellos con un presupuesto limitado es si una tarjeta gráfica integrada es suficiente o si una tarjeta dedicada es la elección correcta. En esta guía, te explicamos las diferencias entre ambas y cuál de las dos se adapta mejor a tus necesidades.

¿Qué es una tarjeta gráfica dedicada?

Antes de empezar demos un breve repaso y definamos conceptos. Una tarjeta gráfica dedicada es una pieza de hardware independiente que se encuentra dentro de la computadora (gabinete). Su función es enviar una señal de imagen desde tu PC a tu monitor. Por eso, también se les llama tarjetas de vídeo, aunque este término se utiliza raramente en la actualidad.

-ads-

Las tarjetas gráficas se conectan a la placa base de tu PC a través del puerto PCI Express. A su vez, tienen una placa propia con un procesador, llamado GPU (Graphics Processor Unit), y su propia memoria, que también se conoce como VRAM o memoria de gráficos (Video Random Access Memory).

Para mantener todas estas piezas frescas, las tarjetas gráficas dedicadas tienen sus propios sistemas de refrigeración, que en la mayoría de los casos consisten en disipadores de calor y ventiladores. Sin embargo, también existen tarjetas gráficas que se enfrían con agua, que se encuentran principalmente en el ámbito de las computadoras de gama alta.

Cuando escuchas a la gente hablar de tarjetas gráficas, en la mayoría de los casos se refieren a tarjetas gráficas dedicadas.

-ads-

En seguida te mostramos algunos pros y contras de este elemento hardware:

Pros

  • Mucho más potencia
  • Ampliación posible gracias a la modularidad
  • Independencia de la memoria con respecto a la del sistema

Contras

  • El sistema de refrigeración adicional de la tarjeta gráfica dedicada puede aumentar el nivel de ruido del sistema
  • Mayor consumo de energía
  • Requiere gabinetes que sean lo suficientemente grandes
  • Alto precio de adquisición

Tarjeta gráfica integrada: ¿Qué es?

-ads-

Las tarjetas gráficas integradas (iGPUs) en realidad no son tarjetas, ya que les falta su propia placa base. En cambio, son GPU integradas en el sistema. Se encuentran en el mismo chip en el que se encuentra la CPU. A menudo se utilizan en PC de oficina, portátiles o en sistemas que deben ser especialmente compactos.

En la mayoría de los casos, las iGPUs (Unidades de Procesamiento de Gráficos Integradas) son considerablemente más débiles en rendimiento que sus las tarjetas de video dedicadas, pero consumen menos espacio, comparten el sistema de refrigeración con la CPU y suelen ser más económicas tanto en la adquisición como en el funcionamiento.

A diferencia de las tarjetas gráficas dedicadas, tampoco tienen su propia VRAM, por lo que dependen de la memoria RAM instalada en tu sistema. Esto también significa que deben compartirlo con la CPU. Al decidir armar tu computadora con una iGPU, es importante considerar la velocidad de transferencia, la latencia y la capacidad de los módulos de RAM en tu sistema.

-ads-

Por cierto, también encontrarás el término APU en este entorno. APU significa "Accelerated Processing Unit" y es un término que AMD introdujo en 2011 con fines de marketing. Todavía se utiliza hoy en día para describir chips que combinan GPU y CPU.

Estos son algunos puntos a favor y en contra de trabajar con gráficos integrados:

A favor:

  • Más económico en la adquisición.
  • Consumo de energía reducido.
  • Ahorro de espacio, ya que no se necesitan grandes gabinetes.
  • Se enfría junto con el sistema de refrigeración de la CPU.
-ads-

En contra:

  • Generalmente tiene mucho menos rendimiento.
  • El rendimiento general depende de la memoria RAM del sistema.

Tarjeta gráfica integrada o dedicada para jugar

Entre las APU más potentes actualmente disponibles para comprar en el mercado se encuentra el Ryzen 7 5700G de AMD. Con este procesador de ocho núcleos, obtendrás un rendimiento sólido con el soporte de la GPU Radeon Vega 8. El rendimiento es comparable al de la tarjeta gráfica dedicada Geforce GT 1030 con memoria GDDR5 (siempre y cuando se combine el Ryzen 7 5700G con una memoria RAM rápida).

Esto es suficiente para ejecutar juegos en baja configuración y una resolución de 720p. Sin embargo, se debe evitar los juegos intensivos en gráficos de la generación actual.

-ads-

Para aquellos que necesitan más rendimiento, una tarjeta gráfica dedicada es la mejor opción. Incluso en comparación con la gráfica integrada, las tarjetas gráficas de nivel básico de la generación actual y anterior representan una mejora significativa.

¿Cuándo es mejor elegir una tarjeta gráfica dedicada?

El rendimiento de una GPU integrada se verá limitado en muchos casos de uso. En tales situaciones, es recomendable optar por una tarjeta gráfica dedicada para tener suficiente rendimiento para su proyecto.

Aquí hay algunos ejemplos en los que es mejor elegir una tarjeta gráfica dedicada:

  • Jugar con configuraciones de alta calidad, tasas de fotogramas y resoluciones
  • Edición de fotos y videos profesionales
  • Modelado y animación en 3D
  • Transmitir video y juegos
  • Jugar juegos de realidad virtual

¿Cómo saber si mi CPU tiene gráficos integrados?

-ads-

En la mayoría de los casos, solo se necesita una mirada al nombre del producto para saber si un procesador tiene una GPU integrada o no.

En los procesadores de escritorio de Intel, es muy fácil de identificar ya que la mayoría de sus procesadores tienen GPU integrada. Solo los que tienen una "F" en el nombre no tienen un chip gráfico integrado y dependen de tarjetas gráficas dedicadas.

Por ejemplo, el Intel Core i5-13600KF no tiene gráficos integrados, mientras que el Intel Core i5-13600K sí los tiene.

Procesador sin gráficos integrados

Procesador con gráficos integrados

-ads-

En los procesadores de escritorio de AMD, debes buscar la letra "G", que significa "Gráficos". Si está incluido como sufijo en el nombre, entonces el procesador tiene gráficos integrados. El AMD Ryzen 5 5600 no tiene una GPU integrada, mientras que el AMD Ryzen 5 5600G sí la tiene.

¿Cuál es la APU adecuada para mí?

Aunque las tarjetas gráficas integradas suelen ofrecer significativamente menos rendimiento, hay algunos argumentos convincentes a favor de ellas. Principalmente, son adecuadas si solo necesitas una PC para trabajos de oficina, reproducción de medios y navegación por Internet.

Una tarjeta gráfica dedicada sería innecesaria y solo aumentaría el costo de adquisición. Además, sin ella, tienes la posibilidad de usar cajas de computadora muy pequeñas si la PC debe estar en la sala de estar, por ejemplo.

-ads-

En cuanto a los juegos: Si solo quieres jugar juegos más antiguos o si te conformas con jugar con configuraciones de baja calidad, a menudo es suficiente con una (buena) APU.

¿Cómo identifico una tarjeta gráfica dedicada?

En primer lugar, deberías revisar cuidadosamente la designación del producto de la tarjeta gráfica para determinar si es una tarjeta gráfica dedicada o integrada. Si ves "Intel" como tarjeta gráfica en la descripción del producto de una PC preensamblada, en la mayoría de los casos se trata de una tarjeta gráfica integrada. La única excepción son las relativamente nuevas tarjetas gráficas Intel Arc.

También es útil comprobar el nombre del producto de la CPU para determinar si tiene gráficos integrados o no.

-ads-

Una forma muy sencilla de determinar si una PC tiene una tarjeta gráfica dedicada es leer las especificaciones técnicas de la tarjeta gráfica. Las tarjetas gráficas integradas no tienen su propia memoria VRAM, núcleos CUDA, procesadores de transmisión, etc. Por lo tanto, es fácil determinar si la GPU especificada es integrada o no.

Y finalmente, el método más fácil es abrir la PC y ver antes de comprarla. Una tarjeta gráfica dedicada se conecta físicamente a la PC a través del puerto PCIe. Además en este caso, hoy en día están de moda los gabinetes con tapas de cristal por lo que prácticamente puede visualizar sus componentes.

Por cierto, los principiantes en PC a veces conectan su monitor a los puertos de la placa base en lugar de a su tarjeta gráfica dedicada. En ese caso, la PC utiliza la GPU integrada en su lugar. Asegúrate de que tu monitor esté realmente conectado a la tarjeta gráfica dedicada.

-ads-

¡Esperamos que esta guía te haya sido útil! Si tienes sugerencias para más guías, por favor compártelas en los comentarios. ¿Algo no fue lo suficientemente claro o explicado de manera confusa? También esperamos tus comentarios para hacer la guía aún mejor

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Tarjeta gráfica integrada o dedicada? Te explicamos cual es la mejor opción puedes visitar la categoría Arma tu PC GAMER.

Subir